Buscar
  • Residencia Santa Ana

Técnicas de concentración para estudiar

Ahora que se acerca la época de exámenes en Residencia Santa Ana, tu hogar en Madrid, únicamente tenemos u objetivo: que rindas al máximo para sacar los mejores resultados.

Sólo tienes que preocuparte de estudiar. Nosotros nos encargamos del resto con todo el cariño para que sientas que no necesitas nadas más.


Sabéis que nos preocupa vuestro bienestar y vuestras carreras ya que son vuestro futuro. Por eso hoy queremos contaros algunas técnicas de concentración para estudiar mejor.

¡Vamos a ello!

La primera nota: todo el mundo puede mejorar su capacidad de concentración para estudiar. Es algo que además puede entrenarse.




Consejo número 1: Planifica tus horas de estudio y cumple tus horarios.

Crea tu propio planning semanal con tiempos para descansar y disfrutar. Ponlo en un lugar visible y mantén al alcance todos tus objetivos. Planifica tus sesiones de estudio y las tareas que vas a realizar durante el día en tus sesiones. No importa si un día no llegas a todo. Lo más importante es que aproveches bien el tiempo.


Consejo número 2: Organiza tu lugar de estudio

Probablemente este sea uno de los putos más importantes. ¡Muy atentas! Si eres una persona desordenada di no al desorden. El desorden hace mucho más difícil la concentración así que ya sabes: ordena tu lugar de estudio.

Pon a mano todo aquello que vayas a necesitar: folios, subrayadores, agua, lápices, etc. para no tener que levantarte todo el tiempo.


Consejo número 3: Evita las distracciones

Aleja tu teléfono de tu lugar de estudio, siléncialo o ponlo boca abajo para evitar caer en la tentación de leer al instante todas las notificaciones que llegan. Cuando acabes de estudiar o cuando estés en un descanso contestarás todas las llamadas y WhatsApps que has recibido. Además, si dejas de responder durante tus horas de estudio educarás a tu círculo más cercano a no interrumpirte en esos momentos.


Consejo número 4: ¿Cuánto tiempo dura tu concentración?

Según varios estudios nuestra concentración dura sesiones de 45 a 50 minutos. Empieza siempre a estudiar lo más difícil y termina en lo más sencillo. Haz pequeños descansos de 5 minutos para no colapsar.


Consejo número 5: tiempo para el descanso.

Súper importante esta pauta. Haz pequeños descansos de 5 minutos para descansar y desconectar.


Consejo número 6: Alterna contenidos y divide en dos

Hay temas más difíciles que otros. ¿Qué mejor que poder intercalarlos con otros más sencillos?

Tampoco olvides que si tienes temas muy extensos o más difíciles de lo normal (como suele pasar) hay un gran truco: ¡Divídelo en dos! No importa si tardas una semana más en estudiar algo, lo importante es llegar a la meta.


Consejo número 7: Nunca olvides tener tiempo para repasar.

Que se nos olvide algo a todos es normal. Hasta el número 1 de cualquier oposición olvidará algo. Pero siempre hay soluciones: repasar, repasar y repasar.

Al empezar una nueva sesión de estudio puedes hacer un pequeño repaso de todo lo aprendido el día anterior y así no perderás el hilo del estudio.

No sirve de nada seguir estudiando si no te acuerdas de lo anterior.


¿Te han gustado nuestros consejos? ¿Piensas cumplirlos todos? ¡Cuéntanos!



10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo